Tamaño: 55 x 38 x 28cm

Peso:

6,7 Kg

Potencia de Salida:

68w

Alimentación:

220V/50hz

VACUUMTERAPIA

¿Qué es vacuumterapia?

Es una terapia no invasiva que mejora la condición de la piel tratando los tejidos conjuntivos cutáneos y subcutáneos. Las presiones controladas del aparato ejercen sobre la piel un masaje que mejora la circulación tisular y trata diferentes desórdenes del tejido conectivo.

¿Cómo actúa?

Estimula la vascularización y la eliminación de toxinas. Acelera los intercambios intercelulares y moviliza el “gel conjuntivo” para devolverlo a su estado natural. Favorece el funcionamiento de los sistemas venoso y linfático. Moldea el cuerpo por reducción de volumen y potencia la lipólisis del tejido subcutáneo.

Procedimiento

En contacto directo con la piel y mediante el empleo de sustancias cosméticas, se genera vacío a través de unas copas o cabezales que en contacto con el cuerpo ocasionan un masaje sobre el tejido conjuntivo.

¿Cómo se lleva a cabo este proceso?

Las cápsulas succionadoras se colocan en varios puntos corporales creando vacío y atrayendo hacia la superficie una mayor circulación sanguínea y linfática, lo que a su vez produce un aumento en la eliminación de toxinas e hipertermia (aumento de la temperatura) local.

¿Cuándo se ven los resultados?

El número promedio de sesiones es dos por semana. Las sesiones duran generalmente 40 minutos. Los primeros resultados suelen notarse durante la 6» u 8» sesión, pero 15 sesiones es el promedio sugerido.

Variables de eficacia

La eficacia depende de la edad, el estilo de vida, los cambios hormonales y la condición inicial de la piel.

Indicaciones Generales

• Mejorar la vascularización local.

• Tonificar el sistema circulatorio sanguíneo y linfático.

• Aumentar la cantidad y actividad de los fibroblastos, la producción de colágeno, elastina y proteoglicinas.

• Eliminar los desechos orgánicos.

• Favorecer la oxigenación sobre el metabolismo celular.

IndicacionesTerapéuticas

• Espasmos musculares y lesiones deportivas.

• Piernas cansadas, inflamación, edemas del síndrome premenstrual.

• Problemas de piel: acné, cicatrices. Secuelas por quemaduras (cicatrices hipertróficas queloideas).

• Dolores articulares. Problemas de tipo reumático: artritis, artrosis.

• Estreñimiento. Trastornos digestivos.

• Problemas de retorno venoso. Várices y hemorroides (nota: con maniobras adecuadas).

• Sinusitis y rinitis.

• Adiposidades localizadas, celulitis y remodelación corporal.

• A nivel facial el aplicador y las presiones son adaptadas a la delicadeza de la zona. Se emplea en casos de envejecimiento, revitalización, excesos lípidos (doble mentón).

• En contracturas musculares, artropatías, tendinosis y varios problemas del sistema esquelético, la oclusión de los capilares y la pobre circulación en los tejidos musculares pueden ocasionar molestias y dolores. La vacuumterapia lleva sangre, oxígeno y calor a la zona revirtiendo los síntomas y otorgando flexibilidad muscular.

• En problemas circulatorios tiene efecto drenante venoso y linfático. La tracción intermitente abre el sistema linfático inicial, lo cual provoca la reabsorción hídrica y protéica para lograr el máximo efecto drenante. La apertura, descompresión y estiramiento de las diferentes estructuras arteriales, venosas y linfáticas favorecen un mayor flujo sanguíneo y nutrición celular. Estudios realizados con Láser-Doppler confirman un incremento del flujo sanguíneo local del 400 al 500% posterior a la vacuomovilización asistida por masaje como consecuencia de una verdadera gimnasia tisular.

• En lipocirugía: resulta útil para preparar y suavizar el tejido conectivo subcutáneo antes y después de la lipocirugía. Se recomienda entre cuatro y cinco sesiones antes de la liposucción pero nunca en el día de la cirugía. Posterior a la cirugía debe esperarse a que se hayan retirado los vendajes.

• En el mejoramiento general de la piel: exfolia sus capas superiores, suavizándola. También mejora la elasticidad por estimulación de la elastina y estimula los fibroblastos mejorando la tonicidad de la piel y la reestructuración del tejido conjuntivo.