Qué frutas son buenas para el acné

Algunos tipos de pescado que recomendamos son el atún, las sardinas y el salmón, estos son ricos en omega 3 y nutrientes que contribuyen a una buena salud en general. También tienen propiedades antiinflamatorias y, por lo tanto, ayudan a reducir el acné.

Cómo cerrar los poros

Estos alimentos nunca deben faltar en tu menú para decirle adiós al acné. Puedes elegir entre peras, plátanos, melón, calabaza, zanahoria, naranja, durazno y otros. Estos alimentos ayudan a mantener la piel limpia y rejuvenecida, combaten los procesos inflamatorios y aportan mucha vitamina A, fósforo, calcio y potasio. También actúan como antioxidantes para el organismo.

Productos lácteos

La leche de vaca se ha asociado con un posible aumento de los brotes de acné (como se señaló en el estudio de 2014 citado anteriormente). Esto ocurriría con todo tipo de leche (entera, semidesnatada y desnatada) y también con los helados.

Aún se desconocen los motivos, aunque se sugiere la presencia de hormonas que pueden causar inflamación. Esto, a su vez, podría desencadenar la obstrucción de los poros y provocar acné.

Chocolate: Falso.

Si hay un alimento que se sabe que causa acné, ese es el chocolate. Este es uno de los mitos más extendidos porque, sin embargo, esta afirmación es falsa. No hay evidencia de que el chocolate en sí provoque acné, el problema generalmente radica en las grasas y azúcares agregados. Por ello, se recomienda consumir chocolate negro con un porcentaje de cacao superior al 70%. Además, el chocolate negro contiene antioxidantes que son buenos para la piel.

Existe evidencia científica que parece indicar que los productos lácteos pueden favorecer la aparición de acné, en concreto esto parece deberse a las hormonas presentes en la leche. Puedes intentar reducir la cantidad de productos lácteos en tu dieta y ver cómo reacciona tu piel al cambio de dieta.

Frutos Secos

Las nueces son uno de los frutos secos con mayor capacidad antioxidante. Esto se debe a su carga de vitamina E, vitamina A y zinc, cuya combinación es fundamental para luchar contra el acné, así como contra el envejecimiento y la oxidación de la piel. También contienen otras sustancias igualmente importantes como el ácido fólico, una vitamina B vinculada a la funcionalidad de la dermis. Esto es clave, ya que una deficiencia de esta vitamina puede provocar diversos trastornos en la piel, como el accema, la dermatitis o el acné del que hablábamos.

Esto se debe a su alto contenido en zinc (100 gramos de huevo contienen casi 5 mg de este mineral) y micronutrientes como las vitaminas A, E, D y K, que se encuentran normalmente en el amarillo. El zinc es un mineral que previene infecciones, cura y antiinflamatorio y, junto con las vitaminas, crea una combinación esencial para mantener una tez impecable. Estas yemas de huevo pueden tener mala reputación por aumentar el colesterol, pero comer muy pocas es seguro y muy beneficioso.

Chocolate

Hay varios productos, unos mejores que otros, entre los que están prohibidos están los que contienen gran cantidad de mantequilla y azúcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *