Qué pasa si no te lavas la cara antes de dormir

Qué pasa si no te lavas la cara antes de dormir

Te dan buenas razones para no convertirlo en un hábito

¿Por qué los retinoles son tan populares?

“Los retinoides mejoran todos los signos de la edad. A nivel de la superficie de la piel (la epidermis) exfolian normalizando la queratinización, despigmentan normalizando la función de los melanocitos e interrumpen la transferencia del pigmento melánico, aumentan su volumen, rejuvenecen su aspecto aumentando la proliferación de queratinocitos. A nivel de la dermis -que es una capa más profunda de la piel- mejoran la apariencia de las arrugas porque estimulan la síntesis de colágeno y dan soporte a las fibras de la piel, previenen la destrucción del colágeno y tienen actividad antioxidante”, especifica Gema herrerías.

“La mejor forma de empezar es seleccionar el retinoide adecuado y la concentración adecuada según las necesidades de la piel. Por ejemplo, retinol puro al 0,3% para pieles resistentes y palmitato de retinol al 3% para pieles sensibles. Debe ser gradual según tolerancia, por lo que las dos primeras semanas se aplica cada tres días en transición a otro cosmético menos intensivo. Y luego, cada dos días a todos los días dependiendo de la resistencia de la piel. Aplicar el retinoide tres veces por semana será efectivo. Siempre directamente sobre la piel limpia y seca, en una fina capa, evitando las comisuras de los labios, las fosas nasales y el contorno de los ojos”, explica la experta.

No te laves la cara antes de acostarte, aunque no te hayas maquillado ese día.

La limpieza es el paso más importante en la rutina del cuidado de la piel y es el que más solemos olvidar, sobre todo cuando estamos muy cansadas. Después de un día duro, lo último que quieres es lavarte la cara, pero no hacerlo te traerá problemas en el futuro, ya que la grasa, la contaminación y la suciedad pueden causar granos, así como cambios en tu piel. Evita usar capas y capas de maquillaje a lo largo del día, lávate la cara antes de acostarte y recuerda limpiar tus brochas regularmente.

No solo reduce el flujo de sangre a la piel, impidiendo que el oxígeno y los nutrientes lleguen a ella adecuadamente. Es importante saber que los químicos en los cigarrillos tienen un efecto negativo directo sobre la piel al disminuir la producción de colágeno y elastina.

Desmaquillarse

Si te duchas y te lavas la cara con agua y jabón antes de acostarte y así te desmaquillas la cara, o por el contrario te la quitas con toallas mojadas o con la ayuda de un desmaquillador y un poco de algodón, como lo quites, ¡estos trucos son ideales para ti!

Lo mejor es retirar el maquillaje de día con una toalla húmeda, o más dependiendo del tipo de maquillaje y la cantidad utilizada.

Saber elegir tus mascarillas

También necesitas saber elegir tus mascarillas según tu tipo de piel, para buscar una limpieza profunda.

La idea es hacerlos una vez a la semana antes de ir a dormir. Preferiblemente después de la exfoliación para que penetren mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *